vicios ocultos del coche

¿Qué son los vicios ocultos del coche?

Los vicios ocultos del coche son defectos o problemas que no son visibles o evidentes al momento de la compra, pero que afectan el funcionamiento o la seguridad del vehículo. Estos defectos pueden estar presentes desde el momento de la fabricación del automóvil o pueden surgir posteriormente debido a un mal mantenimiento, uso indebido o desgaste normal.

 Tipos de vicios ocultos del coche

  • Problemas mecánicos: Incluyen fallas en el motor, caja de cambios, sistemas de frenos, suspensión, dirección, entre otros. Estos problemas pueden afectar el rendimiento del vehículo y representar un peligro para la seguridad.
  • Daños estructurales: Tales como corrosión en el chasis o la carrocería, que pueden comprometer la integridad del vehículo y su seguridad en caso de accidente.
  • Problemas eléctricos o electrónicos: Fallos en sistemas eléctricos como el sistema de iluminación, ventanas eléctricas, cierre centralizado, o problemas en la electrónica del motor.
  • Vicios estéticos: Daños en la pintura, abolladuras, rasguños, entre otros, que no hayan sido informados al comprador antes de la adquisición del vehículo.

 Cómo demostrar los vicios ocultos en los coches

  • Realizar un peritaje: Un perito de coches puede llevar a cabo una inspección detallada del vehículo para identificar y documentar los vicios ocultos. Este informe pericial será crucial como evidencia en caso de una disputa legal.
  • Revisar documentación: Es importante revisar toda la documentación relacionada con el vehículo, incluyendo facturas de mantenimiento, informes de revisiones técnicas anteriores y cualquier garantía ofrecida por el vendedor, para identificar también una mala reparación.
  • Recopilar pruebas: Si se detecta un vicio oculto, es fundamental recopilar pruebas fotográficas o de video que demuestren la existencia del problema y su alcance.

 Principales coches afectados por vicios ocultos

Los vicios ocultos pueden afectar a cualquier tipo de vehículo, desde coches nuevos hasta usados. Sin embargo, algunos modelos pueden ser más propensos a ciertos problemas debido a defectos de fabricación o problemas conocidos en determinadas marcas o modelos.

  • Coches de segunda mano de particulares
  • Coches de segunda mano de concesionarios

 Cómo reclamar los vicios ocultos del coche

Según establece el Código Civil, para poder reclamar por vicios ocultos el comprador dispone de únicamente 6 meses. Pasados estos 6 meses, cualquier tipo de reclamación será prácticamente imposible. Los pasos serían los siguientes:

  1. Notificar al vendedor: El primer paso es informar al vendedor sobre la existencia de los vicios ocultos y solicitar una solución amistosa, como la reparación del problema o la devolución del dinero.
  2. Mediación: Si no se llega a un acuerdo con el vendedor, se puede recurrir a la mediación de un tercero neutral, como un perito de coches para que te ayude en la defensa, con el vendedor y el seguro.
  3. Acciones legales: En caso de no obtener una solución satisfactoria, se puede considerar emprender acciones legales, como presentar una demanda judicial. En este caso, contar con un informe pericial elaborado por un perito de coches puede ser fundamental para respaldar la reclamación.

Los vicios ocultos del coche son problemas que pueden surgir en cualquier vehículo y que pueden tener consecuencias graves para la seguridad y el funcionamiento del mismo. Identificar y demostrar la existencia de estos vicios es fundamental para poder reclamar y obtener una solución adecuada. Si buscas ayuda no dudes en contactar con nosotros.

Perito Judicial Vehículos

    Llamanos ahora